Historia del Daikiri

La historia del Daiquiri siempre se cuenta de la misma manera. Durante la guerra de independencia, un ingeniero estadounidense llamado Jennings Cox dirigía las minas de Daiquiri, a proximidad de Santiago de Cuba. En su puerto desembarcaron las tropas americanas que vinieron a ayudar los cubanos a echar a los españoles. Un día que Cox se había quedado sin ginebra para apaciguar la sed de sus invitados con numerosos Gin Sours, decidió utilizar un producto local, el ron Bacardi. De esa necesidad repentina de inventarse una alternativa al Gin Sour nace el Daiquiri.

 

Para sustentar esta versión de la historia, la familia de Cox proporcionó una receta escrita a mano por el ingeniero —el supuesto Daiquiri original. El problema es que esta receta poco tiene que ver con el Daiquiri clásico, el que todos conocemos. Lleva lima, azúcar y ron cubano, claro, pero también agua mineral, y se prepara para 6 personas. Estamos por lo tanto ante una limonada ligeramente alcoholizada o incluso un ponche.

Otro argumento en contra de la paternidad de Cox lo avanzan los cubanos. Alegan que existía, antes del Daiquiri, un trago llamado Canchánchara, una mezcla de aguardiente, lima, miel y agua que bebían los mambises, es decir, los que luchaban contra la corona española en las sierras cubanas. La receta tiene un parecido claro con la de Cox, pero el problema es que todas las fuentes contemporáneas disponibles hablan de la Canchánchara de la época como de un trago sin alcohol. Sin embargo, es innegable que la mezcla de destilado / cítricos / azúcar o miel es común a todas las islas del Caribe.

Entonces, el debate se puede plantear así: ¿el Daiquiri es un invento de Cox o una bebida cubana tradicional “robada” por los yanquis? No voy a contestar, ya que yo creo que lo interesante está en el proceso: ¿cuándo pasamos de una bebida “rural” —de las que se hacen en la sierra o en una casa colonial— alargada con agua a una bebida preparada, concebida y servida al estilo estadounidense —es decir agitada, presentada en una bonita copa con pie, sin hielo, como si de un cóctel clásico se tratará? Y la única respuesta 100% cierta es que… no lo sabemos. Eso sí: todo apunta a que ocurrió en un bar de Santiago de Cuba —había varios en la plaza principal con algo de fama. Puede que este acontecimiento haya ocurrido bajo las indicaciones de Cox —como muchos cócteles han surgido a petición del cliente. Lo que es notable, de todos modos, es que Santiago de Cuba es a la vez la ciudad de donde viene el ron cubano moderno, estilo blanco / carta blanca, inventado o por lo menos mejorado por Facundo Bacardi, y lugar de nacimiento del cóctel cubano más famoso.